Winter Park es un pequeño centro de esquí ubicado en el Cerro Otto, el lugar ideal para aprender a esquiar.

Posee tres pistas con pendientes leves, y medios de arrastre para ascender.  Cuenta con dos horarios disponibles por día y puede optarse por dos o cuatro horas de clase. Las clases se realizan en grupos limitados y se diferencian para niños o adultos.

Posee una confitería.